sábado, 21 de agosto de 2010

Verano en Mallorca

Este verano hemos ido a visitar a mis dos ahijados, y de paso ser soportados por sus papis :D
Desde que se fueron a Mallorca nos es un poco más difícil verlos, por lo que aprovechamos cualquier escapada que ellos hacen a la Península o buscamos unos días para ir a verlos.

Aquí están los ahijados: spiderman rojo y spiderman negro.
Somos afortunados!




Y el resto de la fauna familiar la componen la tortuga Mordisquitos


y dos gallinas que les proporcionan huevos caseros
suficientes para el consumo familiar.


En el primer día en la isla fuimos a Palma y pude disfrutar de unos espagueti sin gluten en el restaurante Piccola Italia. Es un restaurante italiano ubicado en el paseo marítimo de Palma, y que dispone de terraza exterior (en la acera del paseo) y otra interior anexa a la exterior que es muchísimo más acogedora y la que escogimos.

En la web dice que ofrecen pasta y pizza sin gluten, pero a mi únicamente me ofrecieron la posibilidad de espaguetti sin gluten con cualquier salsa. Posiblemente reservando con antelación la oferta sea mayor...


Comí estos espaguetti a la carbonara, realmente buenos. No me ofrecieron pan sin gluten, pero yo soy celíaca hace más de treinta años y dado el corcho-pan* que había cuando yo era pequeña, estoy acostumbrada a comer sin él. Además, la carbonara era suficientemente contundente como para no poder acabarme el plato de pasta (y una es de buen comer).

Totalmente recomendable si quieres darte el capricho de un plato de pasta sin gluten fuera de casa... Yo lo considero todo un lujo, por lo que aprovecho la ocasión cuando se ésta se presenta... que no es demasiado a menudo. La información del restaurante la saqué de infoceliaquía (publicado en 2008-08, muchas gracias) que tienen todo un librito dedicado a sitios sin gluten en la isla de Mallorca.



* Desde aquí quiero dar las gracias a los pioneros en crear pan sin gluten. Hicieron lo mejor por lograr que los niños celíacos de entonces pudiésemos disponer de algo tan básico como el pan, y aunque no fuese muy apetitoso, qué duda cabe que aquel pan fue el origen de la gran variedad que tenemos ahora.

1 comentario:

MARISA o famalap dijo...

Veo que habéis disfrutado de lo lindo... hace tiempo que no vamos a Mallorca, pero espero hacerlo en breve para que mis grandes enanos lo conozcan y ya de paso, disfrutar de tantos sitios dónde se puede comer sin gluten
Un saludiño

Por cierto!! ¿Qué tal el recetario de Antonia Suñer?... ando detrás de conseguirlo, pero antes de nada, las recetas son sencillitas?, con artilugios e ingredientes "normales"?