lunes, 14 de julio de 2008

Poooobre de miiii

Se han acabaaaao las fiestas de San Fermiiinnn


Y eso que NUNCA he estado en ellas, pero me apasionan. De bien pequeña mi padre me levantaba para ver el encierro, y yo saltaba de la cama a verlo entusiasmada. Pasó lo mismo con mi hermano, y ahí estábamos los tres viendo el encierro a las 8 de la mañana, cuando ya teníamos vacaciones escolares.

Este año comencé viéndolo en Cuatro, y el primer día se dedicaron a comentar el encierro en directo diciendo lindezas del tipo "uy uy uy ese mozo qué voltereta" y demás. Supongo que alguien les dijo, con gran acierto, que se callasen, porque el encierro hay que verlo en silencio, con el sonido de los toros golpeando el suelo al principio, y el jaleo de los mozos y mozas después en sus carreras.

Y precisamente fue en Pamplona donde descubrí que soy antitaurina al ver un cartel de un joven con banderillas en la espalda y echando sangre por la boca. Sí, a pesar de que entiendo a los que les gusta el arte taurino, considero que no se debe torturar a un toro y formar de ello un espectáculo. Mi tío-abuelo Julián fue un gran apasionado de los toros y no puedo dejar de recordar tantas tardes de toros vistas con él en la TV. A veces es complicado conciliar tus creencias y tus recuerdos de infancia.

Y a pesar de todo esto (o gracias a esto) me entusiasman los encierros porque lo considero justo: seis toros y seis cabestros corriendo, y los mozos "armados" con un periódico doblado. El toro tiene sus más de 500 kilos y unos cuernos letales; el hombre su velocidad y su inteligencia para zafarse del peligro.

Sigo siendo puntual a mi cita con los encierros cada año, y mi hermano lo es pero en la propia Pamplona (no falla el fin de semana desde hace tres o cuatro años). Y me gusta verlos en silencio, con el respeto que merecen.

Así que hoy canto con toda Pamplona: pobre de mi.

4 comentarios:

La Muka dijo...

Es que has de ir...eso si, prepárate a los resacones mortales y a los 5 kilicos de más que te llevas contigo.

nek dijo...

Tengo la misma visión que tu. Nunca he ido todo y ser de bien cerca, pero me levanto todas las mañanas para verlo, mientras preparo el desayuno, y mi hija desde bien pequeñita no se pierde ni una. Le gustan los encierros, pero jamás a visto una corrida, a mi personalmente es un espectáculo que no me gusta porque no es de igual a igual y el toro no tiene otra salida ! o matar o morir!
como en el circo romano.
También canto el pobre de mí.

Goiuri dijo...

Me gusta encontrarme gente a la que le apasionen las fiestas de mi casa incluso sin haber estado!! Yo también cante el pobre de mí desde la lejanía pero lo bueno es que Ya falta menos!!

Moon dijo...

Eii..te has abierto blog?? eres la misma marichucky de siempre no?? ay...q me lio seguro, como si lo estuviera viendo..jajaja..beoss