domingo, 9 de marzo de 2008

¡Vota!

Ya he ejercido mi derecho al voto. Creo que lo he hecho en plena hora punta (entre las 11:00 y las 11:30) porque el colegio electoral que me tocaba estaba lleno a rebosar. Vamos, parecía un centro comercial en el primer sábado de las rebajas. Por suerte en mi mesa no había nadie votando cuando he llegado (aunque me ha costado encontrar mi mesa entre tanta gente) y al irme ya tenía una cola de unas diez personas detrás de mi. Otros años no he visto tanta gente en este colegio (cuando votaba mi marido, yo tenía que ir a otro colegio por el problemita con el censo) y nunca hemos visto tanta gente. También es cierto que íbamos en otro horario, al mediodía o inmediatamente después de comer, pero el cambio ha sido espectacular.

Quizá la gente se ha concienciado masivamente en que disfrutamos del derecho de votar, que tenemos la suerte de vivir en un estado democrático (que no siempre ha estado ahí, no hay que ir demasiado lejos para recordar esos tiempos) que nos permite expresar nuestra opinión.

Así que animo a todos a desperezarse y salir a votar (que además hace buen día, al menos en BCN). Y si no te convence ninguna de las opciones existentes, vota en blanco para expresar tu disconformidad, pero vota. Demostremos a los que defienden sus ideas con armas que no nos pueden hacer callar.

1 comentario:

Caminarsingluten dijo...

Estamos totalmente de acuerdo contigo, "votar es un derecho" y con todo lo que costo el llegar a conseguir una "democracia", nosotros diríamos que para cada uno de nosotros debe de ser una obligación.

Ahora lo que es necesario es vivir en democracia, defender sin faltarse, sin crispar, sin tensar y pensando en tod@s.

Besotes,

Ana y Víctor.