martes, 22 de septiembre de 2009

NYC - gluten free

¿Se puede comer bien en NYC? ¿Es caro? Ambas preguntas se responden con un sí.
¿Se puede comer seguro siendo celíaco? También. Sólo necesitas decir "gluten free" para que comprendan que eres celíaco. Y como en Italia, tooodo el mundo sabe qué significa (¿cuándo evolucionaremos en España?).

Aprovechando que estoy mejorando mi nivel de inglés, fui a NYC sin el típico texto traducido que explica que soy celíaca (no fue a propósito, es que mi memoria me jugó una mala pasada). El caso es que no tenía ayuda escrita y en todas partes tenía que preguntar. Las ventajas: los neoyorquinos son gente muy abierta que enseguida te entienden, aunque tu acento sea pésimo, y aparte de esto muchos camareros son hispanos.

Así que fue relativamente fácil comer sin gluten en NYC. Para empezar, el desayuno era en el propio hotel. Siempre había plátanos (estos volaban, todo el mundo los comía) y tostaba mi pan en los tostadores. También añadía un zumo y un café (nefasto) con leche y a patear la ciudad.

Para comer, siempre buscábamos sitios que o bien llevábamos apuntados o que tuviesen grill, que es sinónimo de a la plancha.

Recuerdo que uno de los primeros días se nos hizo tarde para ir a comer, y nos vimos desesperados buscando un sitio a las 15h. Y encontramos un bistro italiano (allí bistro indica un restaurante elegante o con pretensiones de serlo) donde vi que tenían carne a la brasa y ensaladas. Era la mejor opción de la zona. Pero es que además tuvimos de camarera a una amabilísima chica ecuatoriana, por lo que la barrera idiomática desapareció, a la que al comentarle que era celíaca me dijo que tenían pasta sin gluten que podían hervir aparte, sólo tenía que decirle qué salsa quería y ella preguntaría si era segura. Menudos macarrones a la carbonara comí, ¡deliciosos!


También recuerdo otra noche que cenamos en el cafe un deux trois, donde comí un salmón a la plancha tan delicioso que creo que es la comida que más disfruté en todo el viaje. Y como lo acompañé con una buena caipirinha... todavía más bueno :P Además el restaurante es encantador, si accedéis a su página web (paciencia que tarda en cargar) lo podréis apreciar.

Otra opción muy recomendable es la pequeña cadena de restaurantes Rice, donde tienen carta especial sin gluten. Los platos son los mismos que los de la carta normal, pero sabes sin lugar a dudas qué puedes comer cuando lees esa carta. Pedí una sopa de maíz fría (muy buena) y una arepa con queso blanco (ésta no fue muy de mi agrado). Pero el sitio sin duda alguna es un diez para un celíaco.


También es una buena opción comer al mediodía en las cafeterías de los museos. En ellos tienen ensaladas de pollo o salmón, que incluyen una pechuga de pollo o una gran rodaja de salmón fresco hechos a la brasa. Y además tienen fruta de postre, ya sea entera o cortada. Comí dos días en museos, en el de Historia Natural y en el Metropolitan, este último muy recomendable.

Pero lo que más me sacó de apuros fue Chipotle, cadena de restaurantes mexicanos muy extendida en NYC. Los tacos rígidos son 100% de maíz (no las tortillas, ojo, sólo los tacos rígidos) y si se lo pides, el camarero que te sirve la comida se cambiará los guantes antes de servirte la comida. El taco lo sirven a tu gusto: yo pedía carne asada, arroz, maíz, frijoles, tomate y un poco de lechuga al final. Nada de salsas, tampoco les hacían falta. Con esos tres tacos cenaba sobradamente, y como hay muchos Chipotle por NYC era una de las opciones más socorridas además de barata. Teníamos uno muy cerca del hotel (a tan sólo una calle) y recuerdo que la noche que subimos al Empire State Building también cenamos en uno que hay justo en los bajos del edificio.

Dos cosas importantes sobre los Chipotle. La primera, cuidado con los frijoles, en algunos restaurantes son tan picantes que te anestesian la boca, literalmente anestesiada. La segunda aplica a todos los restaurantes: lo normal es que cierren a las 22h o las 23h como MUY tarde. Era habitual ver gente buscando restaurante para cenar pasadas las 22h, obviamente a esas horas todos éramos españoles. Los horarios son diferentes fuera de nuestras fronteras, y tenemos que cambiar nuestras costumbres (si es que queremos cenar, claro está).

El último día descubrimos un café en el que también comimos genial. Se trataba de un self-service donde había mucha variedad de carnes a la plancha, ensaladas, verduras al vapor, arroces,... Lo descubrimos el último día y fue una pena porque es una muy buena opción para comer bien, seguro y por poco dinero.

Y para los presupuestos más justos, está la opción de buscar un super 24 horas (normalmente regentados por paquistanís) donde pudimos comprar cena ligera, en plan ensalada de frutas ya cortada y yogures sin gluten. Y es que no siempre apetece salir fuera a cenar.

Si no eres celíaco, puedes comer de forma muy barata en los mil puestos callejeros que hay por todo Manhattan. En todas las esquinas hay uno o dos de estos puestos donde sirven burritos, carne asada al estilo oriental,... y la ciudad huele al humo que emiten estos puestos. Mucha gente compra en estos puestos, tanto turistas como neoyorquinos. Por supuesto no tenía garantías de que fuese sin gluten, así que ni me planteé probarla.

En resumen, NYC es muy recomendable, y si eres celíaco hay muchas opciones para comer seguro. Así que ¡adelante!

2 comentarios:

Zerogluten dijo...

Pues me encanta oir esto, porque espero que cuando Martín sea mayor, se lance y vaya a cualquier sitio sin que le condicione su celiaquía.
Me alegra que comieras bien y sin gluten y por supuesto, que tu viaje haya merecido la pena.
Muchos besitos sin gluten.

Celia dijo...

NY, NY!!!!!! Ay, qué gusto sólo de pensar en ir y poder disfrutar de las calles, cafés, etc... No sabía que también hubiera esa variedad para los celíacos, pero sí que he encontrado siempre en muchos blogs versioens de recetas "gluten-free", jiji...
Muchas gracias por dejar tu comentario en mi blog. Me ha encantado ver el tuyo y que además has entrado en el "club" de las que tenemos la Thermomix y estamos encantadas. Y no suelo cocinar en ella, pero para la repostería, masas, etc... me facilita la vida!
Bueno, me voy a agregar tu blog a mi google reader!!! jiji