viernes, 18 de enero de 2008

In crescendo

Antes, años antes, cuando iba a las estanterías de productos sin gluten de los supermercados de El Corte Inglés me sentía totalmente sola. Miraba todos los productos durante un buen rato, buscaba las novedades, revisaba precios y composiciones (sí, incluso con productos específicos sin gluten lo sigo haciendo, no creo que me quite jamás ese tic). Durante ese tiempo, que podían ser 10 o 15 minutos, nadie interrumpía mi investigación. Y si alguien lo hacía, nos mirábamos con la cara de "¿eh, tú también?" y hablábamos para intercambiar información sobre nuestra "rareza". Alguna vez me tocó tranquilizar a madres nerviosas cuyos hijos habían sido diagnosticados recientemente.

Últimamente he notado un cambio increíble: cuando llego ya hay personas mirando productos, y durante el tiempo que estoy allí la rotación es increíblemente alta (según mi criterio, claro está). Gente de todas las edades que divido en dos grupos: las madres que compran para sus hijos y los celíacos que compran para sí. El primer grupo se identifica porque son señoras que miran todos los productos y acaban prestando atención a los pocos productos infantiles que existen. Pero el grupo que últimamente ha crecido mucho es el segundo, celíacos diagnosticados de adultos, y esto aún es relativamente nuevo para mi. Me sorprende encontrarme con gente de mi edad o mayores a mi que son celíacos. En mi esquema, el resto de celíacos siempre eran niños o jóvenes menores a mi.

Hoy he comprado productos y éramos seis personas en la zona sin gluten. ¡6 personas! Ya no me siento tan sola al comprar productos, pero curiosamente he perdido esa complicidad de hablar de "nuestra rareza" simplemente porque ha dejado de ser rareza. Ahora somos más. Muchos más. Ojalá se nos oiga más, es el primer paso para que se nos escuche.

1 comentario:

Caminarsingluten dijo...

Realmente sentimos lo mismo que tu cuando vamos a compra y vemos que cada día parece que somos más. Ahora lo que hace falta es que se nos escuche y de una vez por todas se apruebe el etiquetado donde indique que no contiene gluten o las ppm.

Por cierto dentro de un momento tendras publicado en nuestro blog la receta que nos pedistes.

Besotes,

Ana y Víctor.